Por mi raza hablará el Piporro

Archive for the ‘Nuevo León’ Category

¿Lo volverán a hacer?

In Monterrey on julio 5, 2010 at 9:45 am

Sería cínico, una sinvergüenzada, que después de lo acontecido en Monterrey con Alex volvamos a ver el lecho del Santa Catarina destinado en su mayor parte a usos distintos al de soportar los caudales intempestivos del río en temporada de lluvias. Pero ¿saben qué? así lo volveremos a ver.

Los ciudadanos tenemos la oportunidad de reconsiderar cuál es el uso prioritario de ese cauce, podemos aprovechar la ocasión de que el canal de estiaje sea ampliado, que tenga mejor capacidad de conducción, que no se autorice de nuevo la instalación de canchas de fútbol en línea transversal a la del cauce del río, que no haya campos de golf con altos firmes que constituyan obstáculos, o enormes carpas que cubran mercados y que luego sirven de represa si el agua supera la capacidad del canal de estiaje. Podemos pensar en rediseñar las vialidades para evitar que éstas desciendan e invadan el lecho seco del río.

Pero aunque los ciudadanos queramos, las autoridades han mostrado ya su necedad al respecto. Pasada esta contingencia, limpiarán el canal de estiaje, dirán que lo que sucedió fue algo “atípico” que difícilmente volverá a suceder, se escudarán en que la ciudad está a salvo de inundaciones por crestas repentinas, gracias a la cortina rompepicos (que ciertamente cumplió su función, pero que sólo nos protege de 14 de los 34 cañones que captan el agua de la sierra) y que eso es bastante para asegurar que el cauce puede ser usado para otros fines durante varios años.

Los inversionistas, por su parte, dirán que operar canchas, carts, tees, mercados y otro tipo de negocios sobre el lecho del Santa Catarina, es rentable, porque si un año sus aguas suben y se llevan todo, 4, 6, 10 años les permiten operar con ganancias suficientes que compensen cualquier pérdida.

Y si Constitución y Morones Prieto sufren daños, y la vialidad permanece colapsada por varios meses, tampoco importa. Vendrá el gobierno federal al rescate, se reasignarán para la emergencia otros recursos del Estado y a la larga el suceso quedará en el olvido.

Así ha sucedido ya 2 veces y probablemente sucederá de nuevo, porque a lo ya dicho, se agrega que si las autoridades no pueden siquiera organizar la salida de esta contingencia, menos aún tendrán capacidad de pensar y decidir lo que se debe hacer para reducir el impacto por tempestades futuras y porque, finalmente, el peso económico de unos cuantos influye más que los intereses colectivos.

No es la primera devastación que el Santa Catarina causa sobre Monterrey, ni es la más fuerte, ni será la última. Otras vendrán, es tiempo de aprender la lección.

Y el Río Fiera Bramó de nuevo…

In Monterrey, Nuevo León on julio 2, 2010 at 11:08 am

Ahora a reconstruir, ayudar y aprender.

¿O cómo la ven?

Los muchachos del Tec

In Monterrey on marzo 24, 2010 at 11:31 am

Los jóvenes estudiantes asesinados en el Tec duelen. Duelen precisamente por su juventud y por su brillantez, porque uno asume que cuando el buen camino es el del estudio y el trabajo, ese camino tendría que prevalecer sobre el de la delincuencia, la violencia, las armas y, sin embargo, en este caso no fue así.

La muerte de esos jóvenes también duele, porque como muchos lo han dicho ya, en cada uno de los jóvenes de hoy, particularmente en aquellos que alcanzan la opción de los estudios superiores convirtiéndose en estudiantes excelentes, reside la esperanza de un México civilizado, ordenado y progresista, un México mejor que ese día murió un poco sin ninguna razón, sin ninguna explicación.

La muerte de los mismos muchachos duele, porque recuerda la del propio fundador del ITESM, abatido también por las balas de la violencia sin razón, la violencia por capricho, la violencia por la violencia. Esas balas que cegaron la vida de Don Eugenio, cargadas de desprecio hacia México y lo mejor que hay en él, parecen regresar para refrendar al Tec un pago que no merece, esa digna casa de estudios, forjadora de mexicanos buenos, nacida de nobles intenciones.

La muerte de esos muchachos entristece, recuerda a México todos los más crudos crímenes contra su buen futuro, contra todos los estudiantes de todas las universidades, de todas las décadas, de todas las guerras; recuerda a los mexicanos que la esperanza de un México mejor no muere al último, solamente muere, muere varias veces en cada década, en manos de soldados o delincuentes, en instituciones públicas o privadas, en Tlatelolco o en Garza Sada, en los muchachos de Juárez, nuestro futuro ha muerto sin razón y nadie da la cara y nadie lo explica, porque el crimen contra nuestros estudiantes simplemente avergüenza, entristece, pero nunca ha tenido ni tendrá perdón, cuando no tiene castigo, cuando lo que le sigue es todavía más injusticia, cuando lo que sigue es la simple impunidad.

Qué triste, México, qué triste lo que nos está pasando.

Una montaña nevada

In Coahuila, Nuevo León on febrero 22, 2010 at 12:14 pm

Así como dicen que hay fantasmas de las personas ¿los habrá también de las cosas, como la nieve de las montañas?

Voy por carretera nacional, de Linares a Monterrey; a la vuelta de una curva, cerca de Montemorelos, queda frente a mí la Madre Sierra. Levanto la mirada y no lo creo.

Al fondo, detrás de uno o dos filones de la sierra, hay una cima blanca y redondeada, es una montaña nevada. Sin pensarlo dos veces me orillo y me detengo, binoculares en mano (fue pura casualidad traerlos conmigo), apunto hacia aquel filo de la sierra, lo confirmo, está nevado, muy nevado.

Pero acá abajo es una mañana tibia, clara y con sol, por eso mientras sigo mi camino me quedo pensando si es que así como dicen que hay fantasmas de las personas, es que también los habrá de las cosas, como la nieve de las montañas…

Quién sabe, lo que sé es que allá en el centro de la Sierra, lejos de nuestros ojos, sin decirnos ‘aquí estoy’, hay una montaña nevada y que me gustaría saber que ahí estará un buen tiempo, al menos una semana más. Ojalá que Dios le dé a nuestra Sierra muchos inviernos más como éste.

6 BOLAS 6

In Monterrey on febrero 10, 2010 at 4:57 pm

Leah Spencer - La Güera del Tec

Si fuera corrida de toros, así la anunciaríamos. Pero resulta que donde habrá 6 bolas en juego será en el próximo Clásico Regio Rayados – Tigres.

2 bolas corresponden a la Güera del Tec,
2 más a su retadora de los Tigres, Carolina González;
1 bola más, corresponde al balón que rodará por la cancha y, finalmente,
La bola de cabrones libidinosos que tratarán de no perder detalle de las otras 4 bolas.   

¡¡¡¡En qué mooomeeentooo, señooores, en que momeeentooo!!!!

Carolina González - Retadora

Más del tema, por acá. Ahí nos vidrios, raza!!