Por mi raza hablará el Piporro

Dos poemas sueltos

In A veces me da por escribir on enero 23, 2009 at 11:54 am

Dos días, una eternidad
De aquella triste mañana.
De tu pequeño cuerpo diciendo adiós.
De tu voz que me canta.
Del avión que despega
Y se lleva mi alma.
De mi piel en el frío
Que evapora mis lágrimas.
Dos días de una eternidad
De extrañarte
Miranda.

_________

¿Por qué me miras así, Regina?
Si soy tan malo y tan tonto
Y tú me das tu sonrisa.
Tu mirada inocente
Que me dice te quiero
Tus ojitos brillantes
Que me miran sincero.
¿Merezco yo tu sonrisa, Regina?
¿Me podrás enseñar a reírle a la vida?

Anuncios
  1. Ya entendí por que andabas medio ausente. ‘Tas enamorado…

    Saludos

  2. Así es.. y creo que de esas dos mujercitas estaré enamorado por el resto de mi vida.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: