Por mi raza hablará el Piporro

Lo importante son las personas.

In Norestense on julio 7, 2010 at 2:48 pm

Apenas hoy por la mañana leía en El  Zócalo las declaraciones hechas por José Manuel Maldonado, alcalde de Piedras Negras, sobre la contingencia vivida en aquella zona:

”Lo importante se ha logrado; no pérdida de vidas ni personas lesionadas y eso es lo principal, lo que más vale (…) es una gran responsabilidad y sobre todo difícil cuando estás ante algo con lo que no puedes luchar, como es la naturaleza, pero donde sí puedes hacer tu máximo esfuerzo para prevenir que las consecuencias sean mayores (…) nuestro principal interés y compromiso es que no se pongan vidas en riesgo.”

Precisamente en esas labores andaba el aclalde, cuando una mala jugada del destino hizo desplomar el avión en el que inspeccionaba, junto con Horacio del Bosque Dávila, el posible riesgo de desbordamiento de algunos embalses, en el norte de Coahuila. No hubo más declaraciones.  En segundos el alcalde y sus acompañantes se convirtieron en las primeras vidas humanas que se pierden por causa de aquellas contingencias, de las que buscaba mantener a salvo a su comunidad.

En los últimos días, nuestra región norestense ha enfrentado todo tipo de calamidades. Primero nos azotó la delincuencia sin importar nuestros n0mbres o posiciones, luego nos sorprendió la ejecución de un candidato a alcalde en Valle Hermoso y después la del virtual gobernador de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú; luego vinieron las tempestades que dejaron desolada gran parte de los 3 estados.

 

Presa La Fragua, en Zaragoza, Coahuila.

Hoy, de nuevo nos toma por sorpresa la pérdida del alcalde de Piedras Negras, la del secretario de obras públicas de Coahuila y la del experimentado director municipal de protección civil de aquella ciudad fronteriza.

Parafraseando al propio Maldonado, diría que de todos esos golpes lo imporante son las personas. En Coahuila, Nuevo León, o Tamaulipas, el Noreste ha perdido hombres avocados al servicio de sus comunidades, que sabían que cuando la cosa está difícil alguien tiene que entrarle al toro por los cuernos y ver por el bienestar del resto de los ciudadanos, cumpliendo así la responsabilidad que en ellos depositan las leyes, o simplemente correspondiendo a la confianza que no gratuitamente les otorga la ciudadanía; hombres dedicados a la política por una vocación humanista y del servicio al pueblo, que en esos menesteres terminaron entregando sus vidas.

Lo importante, en efecto, son las personas, aquellas a las que se trata de servir y, desde luego, aquellas que pierden la vida sirviendo a los demás y luchando por sus sueños de un Noreste mejor; ésas nos duelen a todos, porque son el tipo de líderes que necesitamos para salir adelante cuando las cosas pintan malas y cuando los demás no pueden -o no quieren- salir a dar la cara por nosotros.

Descansen en paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: