Por mi raza hablará el Piporro

Octavio Paz

In De aquí y de allá on abril 20, 2008 at 10:12 am

Si en un blog se pudiera escribir con oro un nombre, yo inscribiría aquí el de Octavio Paz.

¿Pero qué importa si su nombre no está en oro, si está escrito con poesía en los ojos de tres generaciones?

¿Qué importa si su nombre no luce tampoco en las paredes del Congreso, junto a Sor Juana, Madero o Justo Sierra, si brilla más en la memoria de los mexicanos de bien?

Quédense pues los muros del congreso y este blog sin su nombre en oro, porque éste brilla en lugares más dignos: lo escribió con su tinta en la conciencia de los hombres buenos y, sin derramar sangre, está incluido, mejor que un prócer, en la más buena historia contemporánea de México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: